La palabra es una moneda

Una persona encantadora es alguien que es agradable y digno de confianza.

La grandeza del hombre está determinada por sus actos, tu palabra tiene un peso y está sujeta a las leyes de atracción.